¿Cómo hacer una tienda online 100% legal?

¿Cómo hacer una tienda online 100% legal?

La nueva situación nos ha abierto los ojos en muchos sentidos, y a nivel empresarial ha sido un gran impulso hacia la digitalización. Una tienda online nos permite ampliar mercado, ofrecer mejores precios e, incluso, reducir nuestros propios costes.

Las actividades económicas en Internet han ido ganando fuerza poco a poco y, al haber tantos usuarios y empresas involucrados, ha sido necesario establecer nuevas normas y leyes. Esto es lo básico que necesitáis saber para evitar problemas legales con la venta de vuestra tienda online:

REQUISITOS FISCALES

Si comienzas tu negocio con tienda online, sin antes estar dado de alta en ninguna actividad, debes darte de alta en hacienda, en la Seguridad Social y especificar un epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

En caso de que ya tengas una tienda física y quieras abrirte paso en el mundo digital, habrá que presentar una declaración censal en Hacienda informando del nuevo epígrafe del IAE y completar en la Seguridad Social el formulario TA.0521.

Esta actividad tiene sus obligaciones, como presentaciones trimestrales de IVA e IRPF y algunas extraordinarias en el caso de que compremos y vendamos a nivel internacional, donde se recomienda darse de alta en el registro de operadores de IVA intercomunitarios y presentar los modelos específicos.

REQUISITOS LEGALES

1. Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

Esta ley controla el uso de los datos personales volcados en Internet y sitios web. Es muy importante porque protege la privacidad del usuario y evita el mal uso de sus datos personales, como la venta o la utilización sin autorización.

La Agencia Española de Protección de Datos ofrece muchas soluciones y guías estándar que podéis utilizar en vuestra propia web.

2. Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI)

Esta ley tiene como objetivo regular a las empresas que realizan algún tipo de actividad en Internet. Aquí se exponen las obligaciones que deben cumplir las empresas dependiendo del producto que vendan o el servicio que ofrezcan.

Lo primordial es que los clientes dispongan de medios con los que acceder de forma permanente, fácil, directa y gratuita a la información general sobre el responsable de la web, además de las condiciones de venta, uso y contratación del servicio.

Por lo tanto, dentro de la LSSI debemos tener en cuenta:

Aviso legal y política de privacidad con datos personales:

Estos apartados sirven para avisar a tus clientes y visitantes sobre quién hay detrás de tu tienda online. Para ello es necesario incluir los siguientes datos:

  • Nombre o denominación social, datos de contacto (domicilio, dirección de correo electrónico o cualquier otro dato que permita establecer comunicación directa)
  • DNI del autónomo responsable o CIF de la empresa
  • Número de registro en el Registro Mercantil
  • Nuestra plataforma de email marketing, en caso de que lo tengamos

  • El plazo por el que se recopilan los datos y su finalidad

  • La autorización administrativa, si la actividad de tu tienda online requiere de una

 

Política de cookies:

Las cookies son ficheros que guardan información acerca del uso de un sitio web por parte de un usuario y que se almacenan en su navegador. Algunos ejemplos son la publicidad que ha visto, las contraseñas, etc.

Son muy útiles porque facilitan las futuras visitas al usuario, podemos recopilar información para análisis y usarlas con fines publicitarios.

Debemos informar a nuestros visitantes de qué es una cookie, para qué sirven, cuándo caducan y formas de desactivarlas, entre otras cosas.

Aquí hay una completa guía sobre cómo instalarlas: Cómo instalar y usar las cookies

 

Condiciones generales de venta:

  • El tipo de producto que vendes

  • En qué moneda se indican los precios y si incluye el IVA o no

  • Cómo se realiza el envío y los plazos de entrega. Así como el coste del envío y su posible demora.

Si no se indica el plazo de entrega, tendrás que entregarlo en los 30 días siguientes a la recepción del pedido, lo que dependiendo del producto que vendas puede resultar imposible.

  • Las formas de pago (no se le puede cobrar un extra por elegir una u otra forma de pago)

  • Las garantías. Recuerda que por ley son 2 años.

  • Las posibles formas de devolución del producto y las causas.

3. Ley de Ordenación del Comercio Minorista

Esta ley regula las ventas sin necesidad de que las dos partes estén presentes durante el proceso. Principalmente establece las siguientes medidas: plazos de entrega, derecho de desistimiento, pagos mediante tarjeta y sustituciones.

También se recomienda que incluya la ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, donde aparecerán estos datos y herramientas:

– El precio final del producto

– El plazo de devolución (máximo de 14 días)

– Un formulario de contacto para cancelar el pedido fácilmente

– Un acuerdo por el que el dueño de la tienda se hace responsable de los daños que sufra el producto durante el transporte

Esperamos que esta información os haya resuelto algunas dudas. Lo que sí nos gusta recordar es que Internet ya no es un lugar fuera de la ley o donde las actividades comerciales no tienen control. Todo lo contrario, con el auge de tiendas online y comercios electrónicos, hay numerosas inspecciones que buscan errores en las medidas de seguridad y privacidad de los sitios web. Se imponen sanciones e incluso cierre de negocios, ¡así que haced las cosas bien! Nosotros estaremos disponibles para echaros una mano en lo que necesitéis, ¡podéis contactar aquí!

Related Posts

Los comentarios están cerrados.